¿Qué debes comer antes de entrenar por la mañana?

¿Dudas con qué comer antes de entrenar por la mañana? Tenemos la respuesta.


Sabemos que a algunos deportistas os gusta quitaros el entrenamiento de encima temprano antes de comenzar otro día ajetreado. Para entrenar, seguir una dieta nutritiva es indispensable; pero, si el tiempo apremia o comes como un pajarito, quizá te resulte complicado saber qué comer.

No hay reglas fijas que dicten cuándo comer antes de entrenar, pero sí recomendamos tomar algo y esperar una hora como mínimo a entrenar. Así podremos entrenar sin estar haciendo la digestión. Pero, sobre todo, se trata de no atiborrarse ni morirse de hambre. Es decir, encontrar un equilibrio.

¿Por qué comer antes de entrenar?

A la hora de recabar energía para entrenar, ¡los carbohidratos cuentan!

Como deportista, tu ingesta diaria de carbohidratos debería rondar los 6-10 g por kg de peso. Para obtener la energía necesaria para sobrevivir esa sesión larga e intensa de gimnasio sin salir machacado, te recomendamos tomar de 4-5 g por kg de peso entre tres y cuatro horas antes de entrenar.

A modo de ejemplo, un hombre de 80 kg debería intentar ingerir un mínimo de 80 g de carbohidratos; por ejemplo, un plátano (unos 28 g) con 100 g de pan (49 g).

Además de hidratos de carbono, en el desayuno antes de salir a entrenar conviene incluir proteína y algunas grasas saludables.

Recordad que, según FEMEDE (la Sociedad Española de Medicina del Deporte), un deportista necesita ingerir de 1,2 a 1,5 g de proteína por kg de peso y día, hasta 3 g, según la frecuencia y variedad de deporte. Las proteínas contienen aminoácidos ramificados (BCAA), que son especialmente importantes para los deportistas dado que estimulan la síntesis proteica. Por ello, recomendaríamos tomar una proteína “completa” por la mañana, como la de suero o la de soja, pues contienen los nueve aminoácidos esenciales.


¡No descuides la hidratación y bebe agua antes, durante y después de entrenar por la mañana!

Cinco desayunos rápidos y nutritivos pre-entrenamiento para empezar el día con buen pie


Hemos mencionado la importancia de la proteína, de los carbohidratos y de una dieta equilibrada, pero ¿aún dudas qué comer antes de entrenar por la mañana? Aquí tienes cinco ideas fáciles y rápidas, perfectas para días en los que quieres echar a rodar tan pronto como te levantas.

1. Despiértate al calor de unas deliciosas gachas.

Además de calentitas y versátiles, las gachas se preparan en dos minutos. La avena es un hidrato de carbono que libera energía de manera constante y paulatina además de aportarte una inyección de fibra que te ayudará durante la sesión de ejercicio. Hazlas con leche para añadir proteína y endúlzalas con fruta o miel.

2. Empieza el día batiendo (nutritivos) récords

Los batidos son fáciles y rápidos de preparar. Y son una gran alternativa para aquellos deportistas a quienes les gusta la variedad, como tú, porque puedes experimentar con un montón de recetas y sabores. Mezcla fruta fresca y verduras para que rebosen de carbohidratos, vitaminas y minerales. Añade alguna proteína (leche, yogur o proteína en polvo) y un puñado de semillas de chía o de lino para incorporar textura y grasas saludables... ¡y listo!


3. Anima el yogur con granola

Otra buena opción para el desayuno es el yogur de toda la vida, con granola casera. ¿Por qué? Porque la granola lleva principalmente cereales integrales como la avena o la espelta, y estos contienen carbohidratos. Mientras tanto, el yogur es una fuente de proteína perfecta para ayudar a mantener tu masa muscular. Si buscas yogures ricos en proteína, ¿por qué no pruebas nuestros deliciosos Danone YoPRO? Llevan nada menos que 15 g de proteína, no contienen grasa y los tienes en sabores riquísimos como el arándano o la vainilla.

4. Refréscate y deléitate con una bebida de proteína

Como hemos dicho en otras ocasiones, la proteína de suero
(proteína whey) es una proteína excelente para el pre entrenamiento.
La leche UHT con proteína de suero y caseína Danone YoPRO es genial para llevar porque no necesita frío. ¡Métela en el bolso con una pieza de fruta, atleta!


5. Hazte unas tostadas de pan integral con mantequilla de cacahuete y mermelada

Los golosos pueden matar el gusanillo con una tostada con mantequilla de cacahuete y mermelada. Una buena idea para cuando tengas tiempo antes de entrenar por la mañana, porque la mantequilla de cacahuete aporta grasas.

Qué comidas te sientan bien antes de entrenar es algo muy personal. Quizá tengas que probar varias alternativas hasta encontrar la que te vaya mejor. Toma nota del efecto de las comidas en tu entrenamiento; por ejemplo, qué te da energía y qué te hace sentir pesadez o qué te ayuda a centrarte y qué te hace sentir flojo. Cuando sepas lo que te hace sentir a tope, sabrás qué comer antes de entrenar para maximizar tus futuras sesiones de entrenamiento.

Si te ha gustado, tenemos más ideas de desayunos ricos en proteína que te ayudarán a afrontar el entrenamiento con mucha energía y estar en el gimnasio o al aire libre ¡a tope!

También te puede interesar