Ideas de desayuno con proteínas para deportistas amateurs

Tanto si te gusta madrugar como si eres de los que prefiere levantarse más entrada la mañana, es importante que no te saltes el desayuno. Seguro que alguna vez te has preguntado: ¿qué me preparo para desayunar?


Los beneficios de tomar proteína por la mañana

Muchas veces con las prisas no cuidamos lo que desayunamos. Además, hay alimentos que es mejor consumir con moderación, como los cereales que llevan azúcar o el beicon frito. Si buscas una alternativa que puedas hacerte a diario, que sea saludable y te sacie durante más tiempo, un desayuno con proteínas es una excelente opción.

Pero ¿por qué? Por dos motivos. Por un lado, los desayunos ricos en proteínas te ayudan a alcanzar tus objetivos de ingesta diaria recomendada y, por otro, se convierten en una de las cuatro o cinco raciones diarias que necesitas durante los periodos de entrenamientos largos e intensivos.

Además, si entrenas por la mañana temprano, tomar un desayuno con alta proteína contribuirá enormemente a la salud de tus músculos, ya que los aminoácidos que la componen ayudan a mantener y desarrollar la masa muscular. Así que, ¿por qué no empezar el día con algo de proteína?

Si las combinas con carbohidratos, como los de la fruta, el muesli o el pan integral, tu cuerpo liberará energía más lentamente, lo cual viene genial cuando te espera un día ajetreado o tienes pensado entrenar a mediodía.

Cinco ideas de desayuno rico en proteínas


¿A veces te pasa que te levantas por la mañana o que acabas de terminar una sesión de entrenamiento matutino y no sabes qué desayuno con proteína prepararte? A continuación, te dejamos cinco desayunos excelentes que te ayudarán a cubrir tus necesidades de proteína.


1. Yogur de YoPRO y granola

Combinar granola crujiente con yogur es una buenísima opción. El yogur está repleto de nutrientes como el calcio y toda la proteína proveniente de la leche de vaca. YoPRO tiene una gama de yogures ricos en proteína en formato cuchara tradicional que contienen 15g de proteínas de sabores deliciosos: Arándanos, Natural y Vainilla. Si lo combinas con granola crujiente, recibirás una inyección extra de proteína, fibra y nutrientes tales como las vitaminas del grupo B. No obstante, algunos tipos de granola tienen mucho azúcar, por lo que es importante fijarse bien al comprarla o, si no, siempre puedes prepararla tú en casa.

2. Huevos revueltos, aguacate y tostadas

Los huevos revueltos sin demasiados añadidos son una forma fácil y rápida de añadir proteína al desayuno. Serán aún más nutritivos si los combinas con aguacate y unas tostadas, para obtener un aporte adicional de carbohidratos.


3. Tostadas integrales con salmón ahumado

¿Qué necesitamos para esta receta tan fácil y rica? Para empezar, dos rebanadas de pan integral. Untas una rebanada con media cucharada de queso de untar. Añades dos rodajas de cebolla roja y dos de tomate. Decoras con unos brotes de ensalada. Salpimientas y terminas con una loncha de salmón ahumado. Repites con la otra rebanada, ¡y listo! Por cierto, este rico maridaje aporta aproximadamente 25 g de proteína, así de fácil es tomar un delicioso desayuno rico en proteína.

5. Tortitas de plátano proteicas

Las tortitas hechas con harina integral, por ejemplo de trigo, son una magnífica fuente de fibra. Y si les añades plátano, serán un desayuno aún más completo. Los plátanos, dulces y versátiles, están repletos de potasio y aportan un toque de dulzor a las tortitas. Sírvelas con frutos rojos y verás qué delicia.


Tanto si te gusta cocinar por la mañana como si prefieres algo rápido, ya tienes ideas más que suficientes para empezar el día con un desayuno nutritivo y delicioso.

También te puede interesar