5 Deportes de resistencia y los beneficios del cardio

Nos encanta animarnos los unos a los otros a alcanzar nuestros objetivos de fitness más ambiciosos, porque sabemos que es más que una afición: es un estilo de vida, aunque no sea fácil. Por eso, sea cual sea tu marca personal, combinar ejercicios de cardio con entrenamientos de fuerza te ayudará sin duda a alcanzar tus metas. Para los atletas que practican deportes de resistencia es muy importante, aunque en ocasiones se suela dejar la fuerza de lado. Veamos de qué forma pueden ayudarte los entrenamientos de fuerza a mejorar tus metas de cardio a largo plazo.

La importancia del ejercicio cardiovascular 

Los amantes del deporte lo tienen claro: los ejercicios de resistencia cardiovascular son los entrenamientos con los que se acelera el ritmo cardíaco, como correr una maratón, nadar o ir en bicicleta, o en un triatlón, que es la combinación de los tres. Te gusta dar lo mejor de ti, eso seguro. 

Si practicas estos deportes durante suficiente tiempo, además de los músculos, fortalecerás el corazón y los pulmones. Te suena de algo, ¿a que sí? Claro, son lo que se conoce como ejercicios de cardio. Y tienes razón, todo el mundo habla de ello. No es que haya que hacer trabajo cardiovascular en forma de ejercicios todos los días. De hecho, en los deportes de este tipo el reposo es fundamental, pero si los practicas varias veces a la semana, verás mejorar tu rendimiento. Y es justo lo que pretendes, ¿verdad?

Se necesita paciencia, dedicación y mucha fuerza mental para convertirse en un atleta de alto rendimiento. Lógicamente, no es algo que se consiga de un día para otro. Nosotros hemos estado informándonos y, según las investigaciones, existen numerosos beneficios del ejercicio físico a nivel cardiovascular y de la salud en general. De modo que, para mejorar el metabolismo, ¡no pares de moverte!

Ahora bien, seguro que tienes claro tu objetivo de resistencia, pero ¿por qué no darles también una oportunidad a los ejercicios de fuerza? ¡Sería una manera excelente de coger impulso! ¿Cómo lo ves?

¿Por qué tanto revuelo en torno a los ejercicios de fuerza?

Los ejercicios de fuerza consisten en levantar peso o servirse de la resistencia para lograr la contracción muscular, como ocurre con el levantamiento de pesas, al tirar de una banda de resistencia o simplemente elevar el peso del propio cuerpo. Todo esto pertenece a lo que se conoce como deportes de fuerza. Quizá ya estés familiarizado con estas prácticas. La gran ventaja es su versatilidad: se pueden practicar en casa o en el gimnasio. Así que, por muy apretada que tengas la agenda, no hay excusa para no darlo todo. Eres como nosotros, por eso lo sabemos. 

Ahora vamos a ponernos un poco técnicos. ¿Por qué? Porque los beneficios que se obtienen de los ejercicios de fuerza también dependen de cómo estén estructurados. Esto significa que el peso que levantamos, las series y las repeticiones, así como los periodos de descanso, influirán en el efecto que tienen los entrenamientos en tu cuerpo. Al igual que a ti, nos encanta trabajar nuestro lado más científico, así que, aquí está tu excusa para llevar la cuenta de los resultados a medida que vas avanzando.

¿Pueden los ejercicios de fuerza realmente mejorar la resistencia?

Los ejercicios de fuerza aportan numerosas ventajas, como ganar masa muscular y fortalecer la musculatura. Además, mejoran la resistencia a corto y largo plazo. 

Si practicas algún deporte que requiera de mucha potencia, como fútbol, voleibol o tenis, desarrollar tu fortaleza y aguante hará que destaques entre los demás, ya que no te cansarás tan fácilmente. Habrá gente que piense que la única forma de hacerse fuerte es levantando pesas pesadas en intervalos muy cortos. Pero los amantes del deporte sabemos que la clave para desarrollar unos músculos fuertes es realizar series más largas y con menos peso. Para mejorar el rendimiento, es interesante salir a correr o montar en bicicleta recorriendo largas distancias. Así alcanzarás tu próximo objetivo sin derramar ni una gota de sudor. Bueno, alguna que otra sí.

Trabajar la fuerza es una forma divertida de alterar la rutina cuando se está acostumbrado a hacer largas sesiones de entrenamiento de ejercicios de cardio. Es una oportunidad para centrarse en la conexión entre la mente y los músculos. Además, las sesiones de ejercicios de fuerza no tienen por qué prolongarse demasiado. Es una práctica ideal para los atletas que tienen demasiadas cosas que hacer, como nos ocurre a la mayoría. 

Por ejemplo, en los días de mucho ajetreo, puedes hacer una sesión de HIIT. Este tipo de ejercicios se estructura en intervalos intensos y en periodos de descanso, y las sesiones suelen durar entre 15 y 40 minutos. En este artículo encontrarás más información sobre cómo incluir los entrenamientos de HIIT en tu rutina diaria. Puede que las sesiones sean cortas, pero al día siguiente las vas a notar. 

¿Qué te parece una sesión combinada de fuerza y resistencia?

¿Quieres hacer un entrenamiento de lo más completo? Tenemos lo que buscas: una combinación de ejercicios de resistencia y de fuerza en una misma sesión.

Para los que solemos hacer ejercicio en el gimnasio, es una muy buena opción, ya que tenemos todo lo necesario al alcance de la mano. Muchos gimnasios cuentan con salas de máquinas para hacer cardio y levantamiento de pesas. Se puede entrenar la resistencia en la bicicleta, en la cinta de correr o en el crosstrainer, y la fuerza, levantando pesas o haciendo ejercicios en el banco. Nosotros tampoco nos conformamos con poco. Dar lo mejor de nosotros es nuestra pasión, ya sea en los entrenamientos o en competiciones.

Y con este tipo de sesiones tendremos la seguridad de obtener todos los beneficios de los entrenamientos de fuerza y resistencia.  

Al final, son los pequeños cambios los que se traducen en grandes resultados. Si te estás preparando para un gran evento deportivo como una carrera, recuerda planearlo con antelación. Y, para terminar, no te pierdas estos consejos para saber qué comer antes de una carrera.

También te puede interesar