Cómo mantener una rutina de entrenamiento en casa o de vacaciones

¿Te preocupa saltarte tu rutina de ejercicio? Sabemos lo importante que es para ti practicar deporte y mantenerte en forma, y que es mucho más que una afición, es un estilo de vida. No obstante, también es normal que en épocas de mucho ajetreo te sientas estresado, no encuentres la motivación para entrenar o simplemente no puedas dedicarle tanto tiempo como te gustaría. Pero como los amantes del deporte somos unos valientes, podemos afrontar cualquier desafío que se nos ponga por delante. ¡Por eso hemos llegado a donde estamos! Y tú también. 

A continuación, nos gustaría compartir contigo algunos consejos que te ayudarán a continuar con tu rutina de actividad física y alimentación saludable, ya sea en casa o cuando estés de vacaciones, para que puedas seguir luchando por alcanzar tus objetivos.

  3 consejos de alimentación y entrenamiento en casa 

Continuar con los entrenamientos en casa no es tan fácil como parece. A veces no se encuentra la motivación, otras no se dispone del equipamiento adecuado o del espacio suficiente. Pero no te preocupes, a continuación, te presentamos varias soluciones.

1. Mantener una rutina 

Todos sabemos que, para avanzar, hay que ser constante. De ahí la importancia de mantener la rutina diaria,como levantarse y hacer la cama todos los días a la misma hora o, mejor aún, dedicar una hora a hacer ejercicio, lo cual será más fácil si ya has elegido un lugar de la casa y lo dejas preparado para el día siguiente. 

Para ello te bastará con una superficie blanda, como una esterilla de yoga. Es importante que tengas libertad de movimiento, así podrás realizar saltos con abertura de piernas o hacer burpees a tus anchas. También puedes decorar ese rincón de fitness con frases que te motiven. Si quieres hacer entrenamientos con pesas en casa, ese será prácticamente todo el equipamiento que vas a necesitar. Para adquirir el hábito, además sería interesante que hicieras los ejercicios todos los días a la misma hora.

2. Variar los entrenamientos con la ayuda de aplicaciones

No hay mejor entrenamiento que el que se hace disfrutando, ya que de esta manera será más fácil convertirlo en un hábito. Por eso, practicar una actividad física que te guste te servirá también como recordatorio de qué objetivo quieres alcanzar. Realizar los mismos ejercicios todos los días puede cansar un poco, así que, ¿por qué no vas alternando? Las opciones para mantenerse inspirado son de lo más variadas: yoga, ejercicios de levantamiento de pesas, HIIT, pilates...

Además, existen numerosas aplicaciones y vídeos online que pueden serte de utilidad. Algunos incluso ofrecen sesiones en directo, para que puedas disfrutar de una actividad en grupo «rodeado» de gente afín. Y si entrenas con un amigo, por ejemplo, podríais turnaros para elegir la actividad. ¡Lo fundamental es que no decaiga el ritmo! 

3. Disfruta del tiempo en casa para cocinar comidas nutritivas 

Con la alimentación obtendrás toda la energía que necesitas para rendir al máximo. No tienes que privarte de todo ni mucho menos (claro que puedes comerte un helado de vez en cuando), pero es importante que lleves una dieta saludable.

Además, una excelente opción para los deportistas son los alimentos con proteína que contienen carbohidratos y algo de grasa. ¿Por ejemplo? Si te apetece algo dulce, podrías comerte un plátano, ya que cada pieza contiene 27 gramos de carbohidratos y es también una excelente fuente de potasio. ¡Ideal para cargar las pilas! Si prefieres algo salado, puedes optar por humus con zanahoria o pepino, una combinación deliciosa que te aporta vitaminas, carbohidratos y fibra.

Y, por supuesto, no podía faltar nuestro favorito: ¡un bol de yogur YoPRO! Contienen 15 gramos de proteína y están disponibles en distintos sabores, como vainilla, natural o arándanos, a cada cual más delicioso. Puedes tomarlos solos o darles un toque diferente con un poco de fruta o granola casera. 

 

3 consejos para mantener la alimentación y la actividad física en vacaciones o viajes

¿Vas a estar fuera un tiempo? Nosotros te contamos cómo seguir con los entrenamientos y la buena alimentación para que no los eches de menos mientras disfrutas de las vacaciones.

 

1. Aprovecha para descubrir nuevos deportes y desafíos

Ya sabes que nos encanta el deporte tanto como a ti. Por eso, al planear las vacaciones, de vez en cuando nos gusta que estas incluyan alguna hazaña o aventura deportiva, como un medio maratón por una ciudad antigua o una ruta de senderismo por la montaña. Y, habiendo agua cerca, siempre se puede aprender alguna actividad totalmente nueva, como surf, surf de remo o piragüismo. Incorporar la actividad física a las vacaciones es una forma divertida, tanto de mantenerse activo como de enfrentarse a nuevos desafíos. 

 

2. Elige un hotel con gimnasio 

Seamos sinceros: dar con un hotel en el lugar de destino que tenga piscina o gimnasio es como encontrar el Santo Grial. Para los amantes del deporte es una opción muy práctica, ya que permite dedicar un rato a entrenar antes de comenzar el día. De no ser posible, puedes mirar si el sitio al que vas dispone de sendas ciclables o para andar, así podrás darte una carrera con vistas por la mañana o recorrer la ciudad en bici.

 

3. Elige comidas saludables a lo largo de todo el día

Los viajes son una excelente oportunidad para probar nuevas comidas. Con una breve búsqueda, seguro que encuentras infinidad de posibilidades. Antes de irte de vacaciones, infórmate de los mejores sitios en los que ofrezcan comida local y saludable. Tal vez puedas probar frutas y verduras que no conocías (a nosotros nos encanta el açaí o huasaí) o pedir un plato tradicional cuando vayas a un restaurante. ¡Déjate llevar por los deliciosos sabores de las gastronomías del mundo!

Ahora te vamos a contar un secreto: YoPRO está disponible en numerosos países. De modo que, si vas a países como Portugal, México, Brasil o Australia, basta con que te acerques a una tienda para encontrar una merienda con proteínas de calidad.

Y, por supuesto, no olvides hidratarte, así mantendrás unos buenos niveles de energía, especialmente en los días de mucho calor.

 

Una parte importante de los entrenamientos también consiste en adaptarse a las diferentes situaciones que nos plantea la vida. Con todos estos consejos, estamos seguros de que no te saltarás ni un día de entrenamiento más, ya sea en casa o mientras estás de vacaciones. Bueno, ¿a quién le apetece una escapada a la playa?

También te puede interesar